kia motors

COMO LA LLEGADA DE KIA INFLUENCIA LA VIDA EN NUEVO LEON

kia motors
Una interesante nota en la página de opinión del periódico ‘El Horizonte’ describe cómo le va cambiando la vida a la región de Nuevo León, donde próximamente comenzará la operación industrial de la primera planta de un fabricante surcoreano de vehículos en Mexico. El texto de la nota titulada “La lluvia coreana”:

”La presencia de ciudadanos coreanos en Nuevo León, y concretamente en municipios de la zona metropolitana de Monterrey, es un fenómeno creciente e irreversible. Los asiáticos suman ya cientos y hacia el próximo año podrían superar los 2.000 en la entidad.

Esta reciente migración de oriundos de Corea del Sur se debe, como ya ha publicado ‘El Horizonte’, a la construcción de la nueva planta de la armadora Kia en el municipio de Pesquería, que se ubica en el nororiente de la metrópoli regia.

La empresa y sus proveedores invierten ahí cerca de 2.600 millones de dólares y los efectos de este masivo proyecto se verán no sólo en el ámbito económico, sino también en lo social.

Desde hace más o menos año y medio, la Iglesia de Fátima, en San Pedro, una de las más representativas de la ciudad, comenzó a oficiar misas en idioma coreano. Los feligreses del país asiático que asisten a su capilla cada domingo en las mañanas suman ya cerca de 50, pero van en aumento.

Éste es un interesante signo del nuevo fenómeno migratorio, pues se debe considerar que en Corea del Sur la religión dominante es el budismo y los católicos representan apenas una quinta parte.

En los límites de Apodaca y Pesquería se desarrolla el nuevo “town” coreano, una comunidad amurallada que tendrá todo tipo de servicios, para atender la llegada de los nuevos ciudadanos.

Esta “fortaleza amurallada” albergará a la mayoría de los técnicos que se instalarán, con todo y sus familias, para trabajar en Kia y en sus empresas proveedoras. El desarrollo tendrá restaurantes, comercios, departamentos y áreas de esparcimiento. El único requisito para vivir ahí será el ser ciudadano coreano.

Otros desarrollos, como el denominado Las Aves, se construyen ex profeso para atender el arribo de los asiáticos. Y a San Pedro ya se están mudando muchos de los ejecutivos de Kia y sus familias.

Las estadísticas migratorias también muestran esta tendencia. Según la Secretaría de Gobernación, las llegadas de personas provenientes de Corea del Sur crecieron 27%, para superar las 75.000 del año pasado.

Este repunte se debe, indudablemente, al fenómeno Kia que se vive en Nuevo León.

Según el líder estatal de los restauranteros, Mario Cantú González, los coreanos comienzan ya a ser conquistados por la comida regional, que ofrece cabrito y la tradicional carne asada. A ello se sumarán las nuevas ofertas de comida coreana que ya planean diversos hombres de negocios.

Los coreanos llegaron para quedarse. Igual que ocurre con otras ciudades de gran dinamismo económico en México y el mundo, la migración es un factor latente en Monterrey.

Los hijos de esas familias de inmigrantes asiáticos irán a nuestras escuelas, los padres visitarán los restaurantes, clubes deportivos y recintos religiosos de la localidad.

Se importan costumbres, modos de ser, hábitos culturales y religiosos y se crean otro tipo de influencias que poco a poco se harán más presentes en nuestro estado y en su capital.

Las inversiones de Kia son, sin duda, buenas para Nuevo León, pues generan empleo e impulsan la economía local, además de dar a la entidad mayor proyección como potencia exportadora e industrial.

Muchas veces una sociedad tiende a reaccionar con reservas ante este tipo de cambios, pero antes de adoptar cualquier postura y de forjar juicios concluyentes, vale la pena entender que este fenómeno es, ante todo, algo positivo para Nuevo León”. Hasta ahí la nota editorial.

KIA FORTE
KIA FORTE

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>